Es hora de disparar: No te pierdas las últimas de El Huérfano

ES HORA DE DISPARAR... Qué tal, causitas. Los cremosos dieron pena en Moquegua, pues el colero y descendido Cobresol les metió una goleada con baile incluido y el Maestrito ya borró de su lista a Gringasho, pues demostró que bajo los tres palos es una verdadera mazamorra. Así arrancamos con las últimas de nuestra pelotita.


Todos los faites de Ventanilla están buscando al Gatito de Ate para ajustarlo porque se echó grasa con roche. Hace poco nació el segundo cachorro que tuvo con su anterior compromiso, pero el yerno del Puma ha pedido la prueba de ADN y ya no chorrea los 800 mangos que prometió ante una jueza para que no lo manden a Canadá. ¡Vestecón!

El Bombarderito está dando la hora en la Ciudad Imperial y como está arreglado de cacharro, se para yendo de avance con las hembritas de la zona y hasta la pega de brichero para levantarse a las gringas. Ya me contaron que el hermano de Claudio para bajando a la discoteca Inca Team con un Perro, un Charrúa y un Oso, los cuatro la hacen linda en la pista de baile y luego se van en mancha al telo. ¡Choprove!

Hay dos peloteros que están con las horas contadas en la Rica Vicky, pues la administración de la Tía Susana considera que no están en buen nivel para jugar en el equipo del pueblo y el próximo año tendrán que buscar nuevos horizontes. Uno de ellos es la Donna, quien a pesar de haber bajado la guataza no es del agrado de Pepe. El otro es la Araña Negra, quien está pensando en recuperar su nidito de amor en provincia. ¡Pobechitos!

Dicen que el Maño se fue asado de Huánuco porque no estuvo de acuerdo con la llegada del chato que fue compañero de la Pulga en Newell’s Old Boys. Es que el pelucón es tremendo malogrado y lo demostró apenas pisó la ciudad, pues se quitó a una disco con varios referentes y ahí repitieron varias jugadas de Diego Maradona, sobre todo cuando corría pegado a la línea. ¡Nooooo!    

Chiquito llamó a Daysi para decirle que lo visite, pero la vaina es que el morenaje no tiene carro en provincias y a la chata le encantan las cuatro ruedas. Por eso el arquero que se computa boxeador ya pidió a la dirigencia que le habiliten una caña para movilizar a su amiguita y de paso hacerle cositas ricas. ¡Ajá!

Ya me contaron que el Potro está afanando a una chicoca de Surco. La flaquita es de 8 puntos, vive por la Universidad de Lima y al toquepala se quita a visitar al golero cada vez que termina sus clases. Es que el hombre la marca a mil por hora para que no lo atrasen. ¡Así es!

Bueno, mi gente, soy fuga. Mañana vuelvo con fuerza. ¡CHAU!...
 

Recomendaciones