Entró como un "Bidón": Donny Neyra colaboró en el segundo gol de Alianza Lima

Cansado de ser el blanco de las críticas por su irregular juego, que podría ser el resultado de los pocos minutos que tiene en la cancha, Donny Neyra entró decidido a limpiar su nombre ante el Cobresol y fue crucial para lograr el empate.


Donny ingresó al minuto 85 por Jayo y su misión fue zambullirse en campo rival para aplicar el zapatazo al primer error del rival. El segundo gol del Cobresol (87’) lo dejó mudo, pero nunca bajó los brazos.

Un minuto después, la “diosa fortuna” lo abrazó. Metido en el área rival como un “9”, el “Bidón” asustó al golero Sotillo, quien finalmente introdujo la pelota en su arco.  El “10” no lo celebró. Quería el triunfo.
 


Recomendaciones