Álvaro Ampuero: Sabíamos que el partido ante Unión Comercio sería duro por el clima

Cuando las papas quemaban en el horno de Tarapoto, puso el pecho, la marca y el toque para marcar la diferencia y ponerle el pare al partido. Y es que Álvaro Ampuero fue un constante peligro para el Unión Comercio por la banda izquierda, desde donde empujó a la máquina merengue.


El lateral se dio el lujo de ser el socio de Miguel Ximénez, ya que lo hizo famoso con dos soberbios pases que terminaron en golazos.

“El equipo jugó un gran partido, felizmente todo salió como lo habíamos planificado, porque sabíamos que sería un duro partido por el clima y por el rival”, indicó el jugador de Universitario, pronto a pasar exámenes en Parma.
 


Recomendaciones