Lo que tu viejo no te contó: Waldir se disfrazó de gringo en el año 1998

Waldir Sáenz, el goleador histórico de Alianza Lima, tiene historias sabrosas que contar como su paso por el fútbol norteamericano, donde jugó por el Colorado Rapids en 1998. Era tanta su fama que en un momento de extravagancia tomó la decisión de pintarse el pelo de color amarillo, por lo que lo llamaron “Waldir, el gringo”.

 

La decisión de echar mano al tinte se dio luego de que Waldir perdiera una apuesta con Marquinho, quien había llegado al club americano el mismo año. La noticia no fue creída en Lima hasta que LÍBERO publicó en exclusiva un reportaje a 'Wally'. En esos tiempos no había Internet.

El dirigente norteamericano Dan Counce estaba tan entusiasmado con la capacidad goleadora de Sáenz que logró su contratación. Su currículum decía que había anotado 6 tantos en tres partidos consecutivos, eso sin contar sus innumerables conquistas en la Copa Libertadores de años anteriores, pero no sabía de su vida privada y de sus escapadas, lo cual le hubiere significado no contratarlo.

Su nuevo DT, Glenn “Mooch” Myernick, declaró a su arribo a Colorado: “Su récord de 100 goles habla por sí solo. Su olfato goleador es muy importante para lo que pretendemos. Estamos muy contentos en tenerlo en el equipo. Con él vamos armar un ataque poderoso”.

Sin embargo, Waldir no logró el ansiado beneficio económico, pues emigró en calidad de préstamo. Los gringos lograron llevarlo a prueba por un año y con opción de compra recién para el siguiente, hecho que nunca ocurrió, ya que Sáenz solo hizo un gol en su estadía por EE.UU.


Recomendaciones