[VIDEO] Lo que tu viejo no te contó: En 1997 Universitario no le dio bola a Jefferson Farfán

En el año de 1997, Jefferson Farfán tenía 13 años y era la sensación en los campeonatos de la ADFP en la categoría 84 con la camiseta del Deportivo Municipal. Brillaba junto a chiquillos como Jair Céspedes, Carlos Fernández y Christian Salazar. Su descubridor, el profesor Óscar Montalvo, era quien lo guiaba y buscaba un club que le permita dar el salto a la fama. Y apuntó a Universitario.


Fue así que a mediados de ese año Farfán es convocado para jugar por las divisiones menores de Universitario. “Jeffri” se había decidido porque sus tíos Roberto Farfán y el “Cuto” Guadalupe eran las estrellas en el equipo profesional. Pero al poco tiempo desertó. Como sus dirigentes obligaban a sus jugadores a pagar por sus uniformes y sus pasajes, la “Foquita” no tuvo otra opción que dejar de asistir a las prácticas. Era pobre y no le alcanzaba. Por lo que regresó a Municipal a la sede del Complejo Yahuar Huaca en Villa El Salvador, muy cerca de su casa.

Un día Muni jugó ante Cristal en La Florida, donde la “Foquita” anotó cuatro goles e impresionó a los dirigentes celestes, quienes intentaron contratarlo, pero no tuvieron éxito.

En el año ‘98, la directiva aliancista se interesó por sus servicios. Alberto Masías, que en ese entonces presidía al club íntimo, hizo llegar una oferta a la directiva de la franja que participaba en la primera división y que necesitaba un delantero de peso.

La operación fue así: Alianza cedió al atacante Martín “Gullit” Reyes y Municipal transfirió los derechos de Farfán y varios de sus talentos (Céspedes, Fernández y Salazar) más un pago de 7 mil dólares. Farfán pasó a las divisiones menores de Alianza y a estudiar en el colegio “Los Reyes Rojos” del desaparecido directivo Constantino Carvallo.

 

 


Recomendaciones