¡Está hasta su mano!

 

Luis Córdova Trelles
 
El rostro del “Potro” reflejaba impotencia y pena. Es que Luis Llontop nunca pensó quedarse fuera de las canchas por seis a ocho semanas -sufrió una fractura en el tercer y cuarto hueso metacarpiano de la mano izquierda-. Duro golpe al corazón para el número uno crema que será operado.
 
“Me han cortado las alas en un gran vuelo. Me siento mal, con mucha bronca, porque en mi carrera nunca tuve una lesión tan fuerte que me alejara de las canchas por tanto tiempo. Es complicado mi momento, pero estoy fuerte de la cabeza y habrá que esperar los resultados de la resonancia y pensar en volver pronto”, expresó el número uno crema.
 
Para el “Potro”, dejar a la “U” en este momento crítico en el torneo Descentralizado es como traicionar sus raíces.
 
“Soy hincha de Universitario y me duele dejar a mis compañeros por una lesión. Más en este momento, porque necesitamos ganar para salir de la incómoda posición en que nos encontramos”, precisó el arquero crema que venía destacando y siendo figura en varios compromisos.
 
Llontop  explicó que la lesión se produjo en un choque con el “Churrito” Hinostroza, minutos antes del primer gol de los “Poetas”.
 
“Por evitar un gol de Hinostroza vino la lesión a la mano. Traté de seguir porque pensaba que me pasaría el dolor, pero en el gol de Vallejo me dolía mucho. Hice mi mayor esfuerzo pero no pude seguir jugando”, dijo el golero, quien trató de quitarle responsabilidades al comando médico del club.
 
Sobre este punto, Llontop aclaró el tema, siempre a la defensiva.
 
“Las cosas están hechas, ya sucedieron y no me gusta que estén buscando el punto de quiebre con el doctor del club, que busquen la polémica”, afirmó para agregar. 
 
“Yo no salí del campo antes del primer gol de Vallejo porque pensé que el dolor pasaría y quería seguir jugando”, destacó el “Potro”, quien trató por todos los medios de evitar que se cuestione el trabajo del médico de la “U”, Julio Ramírez.

Recomendaciones