Se acordó de gritar sus goles

El gol ha vuelto a sonreirle y su pelea con los arcos parece haber terminado. Y es que el “Karioka” Claudio Velásquez fue el verdugo de los cremas y los sepultó con dos “pepas”, dándole la punta a la Vallejo.



“Lo bueno es que se le ganó a un duro rival. Me siento bien por haber vuelto a anotar. He pasado por una mala racha, pero eso se acabó, ahora vuelvo con fuerza”, expresó el artillero poeta, visiblemente emocionado.


Finalmente, agradeció la confianza del técnico Víctor Rivera: “El profe es un gran entrenador. Me dio la oportunidad  y no lo voy a defraudar”, indicó.


Recomendaciones