La historia los condena: Las “juergas” de la selección

No es la primera vez que se implica a seleccionados nacionales en “juergas” y salidas con mujeres. Aún queda en el recuerdo el escándalo del hotel el Golf los Incas del 2007, o el evento privado de la Charanga Habanera en el 2002, además del recordado caso Miramar.

 

 

En los últimos 20 años, los seleccionados nacionales se han visto inmersos en casos de indisciplina. Casi el mismo tiempo que la selección no va a un mundial. Entonces, es fácil entender porque no hemos asistido a la cita mundialista los últimos 28 años.

 

 

Caso Miramar: En 1996 antes del duelo con Uruguay para Francia 98’. Marengo, “Ñol”, Olivares y Roberto Farfán fueron “ampayados” con cerveza y tocando tumbas y cajones, junto a las voleibolistas Jéssica Tejada y Margarita Delgado. Todos sabemos que sucedió al final del proceso: No fuimos al Mundial.

 

 

Caso “La Charanga Habanera”: En el 2002, la selección nuevamente se vio inmersa en la polémica. Y es que la orquesta de salsa en la Videna deleitaba a jugadores con su música y tragos. Incluso, se habló de mujeres que danzaban con los jugadores. Nuevamente no fuimos al Mundial, esta vez en Corea y Japón.

 

 

Caso el Golf Los Incas: El 15 de noviembre del 2007, “Chemo” no tuvo reparos en separar de la selección a Claudio Pizarro, Jefferson Farfán, Andrés Mendoza y Santiago Acasiete después de la juergaza “romana” en el hotel Golf Los Incas. No fuimos al Mundial de Sudáfrica y quedamos últimos en las eliminatorias de Sudamérica.

 

 

Caso Panamá: El 12 de octubre del 2010, luego de haber perdido ante Panamá, se hacen públicas unas fotos en donde se les puede observar a Reimond Manco y a John Galliquio "escapándose" de la concentración de la selección en Panamá para irse a un casino con dos mujeres. A estos jugadores se les sumó uno más, hasta el momento no reconocido.

 

 

El principal problema de la blanquirroja sin duda es la falta de disciplina. ¿Es tan difícil poder respetar las reglas dentro de la selección? Parece que los miles de dólares que los “muchachos” tienen en los bolsillos, les hace pensar que en la selección pueden hacer lo que se les venga en gana. Una vez más el fútbol nacional es la noticia de todas las páginas de espectáculos. ¡Qué vergüenza!

 

 

 

 

 

 


Recomendaciones