Un menú Mariño

Juan Carlos Mariño podría sacarse los botines y colgarlos en su salón de trofeos porque lo hecho ayer con la camiseta rosada fue de colección. No solo anotó un excelente gol en el triunfo porteño, sino que le puso fútbol al juego colectivo planeado por Miguel Company, trayéndose abajo la endeble defensa blanquiazul.

“Nos subestimaron y perdieron. Este triunfo nos levanta el ánimo luego de pasar por malos momentos. Necesitamos salir del fondo”, declaró el “Burrito”.


Recomendaciones