Lo que tu viejo no te contó: El día que Franco Navarro le clavó 4 goles a Estudiantes de La Plata

Un goleador de raza. Catalogado como el mejor por su efectividad en el área, fuerza y actitud. Hablamos de Franco Navarro, quien dejó huella en Argentina con su fútbol y goles. En la temporada 1986/1987 del torneo gaucho, donde el formato del campeonato era de dos ruedas de todos contra todos, la figura del “Pepón” con la camiseta de Independiente de Avellaneda explotó en su máximo esplendor. Marcó 18 goles y fue uno de los máximos artilleros de la competencia.


Y en esa historia gloriosa, el partido más recordado por la hinchada de los “Diablos Rojos” es uno contra Estudiantes de La Plata en donde Franco marcó nada menos que 4 goles en la valla de los “Pincharratas”, siendo su máxima producción individual.


Además de sus golazos, el duelo tuvo un significado especial para el peruano, pues se reencontró con Julián Camino, el zaguero argentino que lo había lesionado gravemente en la eliminatoria al Mundial de México 1986. Camino se disculpó al entrar a la cancha y Navarro respondió el gesto con goles.
Primero recibió un centro desde la derecha y de cabeza abrió el marcador. Luego, anotó el tercero de su equipo con un fuerte remate de derecha que hizo inútil la estirada del portero rival.


En el segundo tiempo, Navarro no se cansó y puso el cuarto y el quinto gol de Independiente. Fue tal su desempeño que el histórico Ricardo Bochini, muy reacio a dar elogios, alabó al “Pepón”.


La revista El Gráfico, que en ese entonces salía todos los martes, le dedicó su portada, pese a que ese fin de semana también habían jugado Boca Juniors y River Plate. Un lindo homenaje a un gran goledor peruano.

Recomendaciones