Madre de Mario Balotelli gana una miseria trabajando como barrendera

La madre de Mario Balotelli, Rosa Barwuah, es una barrendera de Manchester. La mujer dio en adopción a Mario cuando él tenía algo más de un año por no poder costear los gastos de una enfermedad estomacal que aquejaba al ahora millonario jugador.

 

Por cada día de labor, gana 8 euros la hora, sin embargo, es lo único que recibe ya que el delantero que se pasea por el “City” en una carísimo Bentley, no es capaz de pasarle ni un centavo.

 

Según algunos medios ingleses, ambos se habían reconciliado hace un par de semanas, tras tratar de dejar atrás la historia marcadas que compartieron en común: De niño, Mario necesitaba de cuidados porque era enfermizo y sus padres no podían sustentar sus medicamentos y curaciones, por lo que tuvieron que dejar ir a manos de una familia italiana, que le daría finalmente el apellido con que se haya hecho conocido.

Ahora, el acercamiento que fue difícil parece que fue tomado por el futbolista como conveniencia, por la fortuna que goza.

 

El diario ‘Sunday Mirror’ asegura que tal mea culpa no ha sido efectivas, debido a las condiciones de pobreza de la mujer. "Ella es muy religiosa, no le importa trabajar y lo único que quiere es recuperar la relación con sus hijos”, comentaron unos vecinos de Barwuah, procedente de Ghana.

 

Rose vive en una finca ruinosa del Consejo y se desplaza a su trabajo por la noche en autobús, en contraste, ‘Super Mario’ disfruta a sus anchas a ocho kilómetros de distancia, en una mansión de 3 millones de euros.

 

Rose, de 46 años,  casada con Thomas, a quien dejó en su país natal, contó a los paparazzis que Mario ha ido a verla, al menos un par de veces. "No vemos de vez en cuando, pero el hace su vida y yo la mía”, expresó.


Recomendaciones