Lo que tu viejo no te contó: Figo fue el galáctico de la Euro del 2000

Quedar fuera del Mundial 1998 dejó con una sed de revancha al portugués Luis Figo, que tuvo su recompensa en la Eurocopa 2000, donde llevó al combinado luso al tercer puesto, con una brillante actuación.


Luis Figo llegó a tener en su momento la misma trascendencia mundial de la que hoy goza su compatriota Cristiano Ronaldo.


El “7” tuvo un debut positivo con los ingleses. Después, con una brillante actuación, fue clave en el triunfo por 1-0 frente a Rumania, resultado que se complementaría con la goleada 3-0 sobre Alemania para clasificar a Portugal a cuartos de final con puntaje perfecto.


En segunda ronda Figo se lució contra Turquía dando dos pases de gol para que Nuno Gomes meta al conjunto lusitanto en semifinales del torneo jugado en Bélgica y Holanda. Todo el mundo puso los ojos sobre Figo, quien para ese entonces había firmado un precontrato con Real Madrid.


Las semifinales cruzó al “Galáctico” con Francia y tras ir ganando, cayó ante los galos luego de 120 minutos de juego. El resultado fue 2-1 y Figo se quedó con la obsesión de jugar el partido definitorio.


La Euro mostró al portugués en la cúspide de su carrera y fue elegido como el mejor extremo derecho de la competencia. Además, por su carácter sereno los hinchas lo elegieron como el más serio de la justa.

 

Recomendaciones