Para no creerlo: Suecia afina su puntería con el trasero de su arquero suplente

El arquero suplente de Suecia, Johan Wiland, fue el blanco durante las prácticas del plantel con miras a su segundo choque por el Grupo D de la Eurocopa, ante Inglaterra, pero no precisamente por encontrarse bajo los tres palos, sino que fue usado para que sus compañeros afinen su puntería.


Pero todo fue parte de un juego. Resulta que los jugadores debían evitar que el balón toque el suelo, y Wiland no tuvo éxito. Así que el portero tuvo que enfrentarse al castigo.


Wiland se fue hasta la línea de fondo, se arrodilló sobre césped, se bajó los pantalones y se colocó en posición. Sus compañeros trataron de alcanzar su trasero descubierto con lanzamientos desde la frontal del área, aunque ninguno de ellos acertó.


Pero este juego casi acaba en escándalo. “Ellos son héroes de miles de chicos en el país y no creo que esto sea una buena señal. Esto pasa en las escuelas y en clubes deportivos, hay chicos vulnerables a estas situaciones”, declaró, al portal Olé, Lars Arrhenius, presidente de Friends, una organización sueca que lucha contra el acoso moral y laboral.
 

Recomendaciones