El protagonista: Didier Drogba anotó el empate, cometió un penal y marcó el triunfo

El marfileño Didier Droga estará asociado al título del Chelsea al marcar el empate en el tiempo reglamentario, cuando toda Alemania y el banco del Bayern Múnich celebraba el posible título, y convertir el penal definitivo.


En el minuto 88, en el primer saque de esquina a favor del cuador ‘blues’ a lo largo del partido -el Bayern había tenido 17 a su favor- llegó el empate (1-1) con un cabezazo de Drogba.

 


En la prórroga, el Chelsea salió mucho más ofensivo que lo que se había mostrado en los noventa minutos pero, en el minuto 93, el cuadro bávaro tuvo una gran ocasión de irse en ventaja por un penal que se produjo por una falta del marfileño contra Ribery. Ahí apareció el arquero Petr Cech para detener el disparo de Arjen Robben y además los ingleses sacaron ventaja porque Ribery tuvo que dejar el campo por lesión.

 


Para reivindicarse y redondear su actuación en el estadio Allianza Arena, Drogba convirtió el penal decisivo y le dio el primer título de Champions League al Chelsea.
 

Recomendaciones