Sacó ventaja: Chelsea derrotó 1-0 al Barcelona en Stamford Bridge

Chelsea venció por la mínima diferencia al Barcelona en Stamford Bridge con gol del delantero marfileño Didier Drogba, por la ida de las semifinales de la Champions League. La revancha se jugará el próximo martes en el estadio Camp Nou

 

Desde los primeros compases rigió el guión previsto de antemano en los choques entre los ingleses y los catalanes, dos cuadros que se conocen a la perfección: el cuadro culé trianguló ante unos "blues" sin prisas por recuperar el balón.

Los de Di Matteo no tardaron más de dos minutos en desenvainar su arma más letal, Didier Drogba, que cortó por primera vez la respiración de los dos mil aficionados azulgranas en Stamford Bridge al recibir un balón en el área de Victor Valdés que no pudo rematar por un mal control.
      
Era el primer aviso de los "blues", que los azulgrana respondieron a los ocho minutos, cuando Alexis Sánchez ensayó la primera llegada al área de Petr Cech con una vaselina que se estrelló en el palo. El arquero checo, que detuvo un cabezazo del argentino en el 26, y el defensa Ashley Cole, que sacó de la línea de gol un remate de Cesc en el 42, frustraron el resto de opciones del Barcelona en el primer tiempo.

Sin embargo en el descuento de la primera parte, cuando el túnel de vestuarios ya estaba desplegado para proteger a los jugadores de la lluvia que caía sobre Londres, Lionel Messi perdió un balón en el centro del campo que Juan Mata aprovechó para iniciar una jugada que terminaría en la red de Víctor Valdés. El ex valencianista trazó un pase para que el brasileño Ramires entrara en carrera por la izquierda en el área del guardameta catalán y cediera un balón recto a Didier Drogba, que se había zafado de Adriano y solo tuvo que empujar el esférico para que entrara pegado al segundo palo y sumara el primer tanto inglés.

La ventaja en el marcador sirvió para que los "azules" se parapetaran todavía más en su campo, siempre por detrás de la pelota, mientras el Barcelona se desesperó tratando de buscar la espalda de los ingleses.
      
Pedro entró a 25 minutos del final para tratar de dar profundidad a unos azulgranas que monopolizaron el juego pero eran incapaces de alarmar a las gradas de Stamford Bridge.
      
Los aficionados catalanes confiaban en que se repitiera la buena fortuna de 2009, cuando Andrés Iniesta dio la vuelta al encuentro en Stamford Bridge en el último suspiro, pero los de Josep Guardiola no fueron capaces en esta ocasión de empatar el encuentro, a pesar del balón al palo que envió Pedro en el 93.
 


Recomendaciones