Chile regresó a su país en medio de apoyo y algunas críticas


Los jugadores de la selección de Chile abandonó esta tarde la ciudad argentina de Mendoza, su cuartel general durante la Copa América, rumbo a su país con rostros adustos y serios en medio del apoyo de unos doscientos seguidores que le alentaron tras la eliminación el domingo frente a Venezuela pero también algunos gritos críticos.


Algunos futbolistas solo atinaron a levantar su mano en señal de saludo y agradecimiento a los seguidores que desde la vereda del hotel alentaban a la plantilla.
      
La mayoría de los presentes interpretó el himno chileno como forma de apoyo, pero también hubo gritos y reclamos críticos dirigidos especialmente hacia el técnico, el argentino Claudio Borghi, y el arquero y capitán Claudio Bravo, a quien responsabilizan del segundo gol venezolano que supuso la eliminación.
             
La selección chilena nunca ganó el título de la Copa América, que lleva ya 42 ediciones, y en esta pareció que tenía posibilidades pero Venezuela, que por primera vez se clasificó a las semifinales del torneo, le cortó el paso.


      
    

 

Recomendaciones