Usain Bolt quiere ser el primer atleta en revalidar el doblete de velocidad en las Olimpiadas

Usain Bolt quiere ser leyenda del Atletismo y hoy en la pista del estadio de Stratford inció ese camino al disputar la primera ronda de 200.

 

Ningún velocista ha conseguido revalidar el doblete de la velocidad pura, y él aspira a ser el primero, después de haber hecho ya la parte más difícil. Los 200 son su distancia preferida y ya le ha dicho a su compañero Yohan Blake que se olvide de la victoria, pese a que éste le batió en su último enfrentamiento.

 

"Los 200 son mi prueba, la que me va a convertir en leyenda", advirtió Bolt tras su victoria en el hectómetro, el domingo pasado. "Tengo que esperar al 200. Entonces mis fans podrán decir 'sí, lo es' (el mejor velocista de todos los tiempos). Yo no voy a decirlo hasta después de la final del 200".

 

Bolt se santiguó dos veces, miró al cielo y partió por la calle cinco para darse un paseo triunfal de 20.39 segundos. A su derecha, los 160 centímetros del nigeriano Noah Akwu contrastaban con su majestuosa figura de 195.


Recomendaciones