Huracán estadounidense: USA venció 156-73 a Nigeria por Londres 2012

El récord anterior de anotación en un partido de básquetbol en Olimpiadas lo ostentaba Brasil, con 138 puntos a Egipto en Seúl 1988.

 

Estados Unidos, en un partido para la historia, batió el récord olímpico de anotación al arrasar de forma inmisericorde a la débil Nigeria por un margen de 83 puntos (156-73), una renta cercana a la mayor conseguida en unos Juegos: los 100 de separación que hubo entre Corea e Irak en 1948.

 

Carmelo Anthony se alzó con la mejor marca de anotación para un jugador estadounidense en la historia olímpica, con 37 puntos en menos de 15 minutos en pista. El "show" incluyó 11 triples de 14 intentos, incluidos cuatro de Anthony, tres de Kevin Durant y dos de Kobe Bryant, aderezados por suspensiones lejanas, poderosos mates en contraataque y una defensa tremenda.

 

Los suplentes no bajaron el nivel -brillante Anthony- y Kevin Love fue el encargado de dejar una distancia de 25 arriba (41-16) antes de llegar al final del primer periodo. El déficit aumentó a los 30 puntos (62-32) a falta de 6:14 para llegar al descanso, a pesar de que los africanos estaban dando lo mejor de sí mismos.

 

Diogu firmaba su partido más completo de los Juegos hasta ahora y y lograba ayuda por parte de sus compañeros Richard Oruche y Al-Farouq Aminu, pero al descanso ya se llegaba con un marcador de 78-45. Esos 78 puntos fueron también un récord olímpico, según confirmaron fuentes de la FIBA. La mejor marca anterior eran los 72 que endosó Brasil a China en Seúl 1988.

 

Pero el espectáculo no se detuvo ahí. Anthony, que veía el aro como una piscina, alcanzó los 37 puntos en su casillero particular a mediados del tercer periodo. El roto siguió en aumento. La brecha alcanzó los 50 puntos (106-56) en el minuto 27 y siguió disparándose. Estados Unidos no mostró piedad alguna, si bien los africanos se fueron deshaciendo como un azucarillo sumidos en el perfecto engranaje americano.

 

Un mate brutal a una mano de Russell Westbrook a pase de Love precedió a los últimos 12 minutos de juego y poco después llegaron los 60 de diferencia (122-62). No sólo se contentaron con superar el récord de anotación en unos Juegos, que llegó con un triple de Andre Iguodala (139-68), sino también con romper la mayor ventaja que logró el "Dream Team" de Barcelona 92.


Recomendaciones

0: 0ms, Tot.: 3ms, Time: 1413881144

TUITEA PE'

LA PREGUNTA DE HOY

LA PREGUNTA DE AYER