Sebastián Jahnsen espera tocar la gloria en los JJ.OO. y reencontrarse con Michael Phelps

Por perseverancia nadie le gana al nadador Sebastián Jahnsen. Lo demostró durante el Mundial de Australia 2007, su gran oportunidad para tomarse una foto con Michael Phelps, el multicampeón olímpico. Trece veces se lo pidió y no paró hasta conseguirlo.

“Phelps en competencia anda supermentalizado con lo que tiene que hacer y para hacer la foto tuve que pedírselo trece veces. Al final lo agarré comiendo un sandwich, allí no se me pudo escapar”, comenta entre risas el buen Sebastián.

En la justa mundial compitió contra el “Tiburón de Baltimore” en los 400 metros libres. “Al principio no lo podía creer, pero volví a mi realidad cuando me sacó más de diez cuerpos”, afirma “Sebas” de 21 años.

Más maduro en lo deportivo, Jahnsen intentará cristalizar su sueño olímpico. “La intención es ganar la mayor experiencia, batir el récord nacional y estar entre los mejores”, concluyó.
 


Recomendaciones