David Nalbandian se disculpa y la ATP se ampara en la normativa

El argentino David Nalbandian, que echó a perder sus opciones de lograr el título en el torneo de Queen's por dar una patada a la base de la silla de un juez de línea, al que causó heridas, pidió disculpas por su actitud, que le costó el trofeo que fue a parar a manos del croata Marin Cilic.

 

"Lo siento. Siento haber hecho esto. A veces sentimos frustración en la pista y eso es difícil de controlar. Fue un error. Es muy duro este momento, acabar una final así. A veces sentimos mucha presión. Es un error y tengo que pagar por ello. Todos cometemos errores", dijo el jugador argentino sobre la hierba de la pista central del Queen's Club.


El tenista cordobés, que no será sancionado "más allá de este torneo", ganó el primer set por 7-6(3) y que perdía el segundo por 4-3, mostró su malestar con su juego al perder su saque en este séptimo juego. Fue hacia la banda y lanzó una patada a la base de la silla de un juez. Rompió la plataforma y de manera involuntaria causó una herida al línea.


La organización del torneo decidió descalificar por su actitud al argentino y conceder el título al croata, que se disponía a sacar para consolidar su ventaja en la segunda manga después de 86 minutos de partido.


El organizador del torneo Chris Kermode, indicó que lo sucedido en la final "es sólo una más de las cosas que suceden en el deporte". "Fue un final impensable. El sol había salido y todo estaba dispuesto para ser el mejor partido de la semana".

 

Añadió que "Nalbandian fue presa de la frustración. La tomó con el panel de debajo de la juez de línea. Se astilló y provocó un corte en la pierna el juez de línea, al que dejó seriamente herido. Las reglas son las reglas. La ATP nos obligó a poner fin a la final. Lo siento por lo que ha hecho".

Recomendaciones