InicioBarcelona venció 2-1 al Real Madrid en el Bernabéu por la Copa del Rey

Publicado el Mié, 18/01/2012 - 22:20

Barcelona venció 2-1 al Real Madrid en el Bernabéu por la Copa del Rey


Barcelona venció 2-1 al Real Madrid en el Bernabéu por la Copa del Rey

Volvió a conquistar el Santiago Bernabéu. La nueva versión del clásico español, ubicada ahora en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, desempolvó la cara más oscura del Real Madrid, la elegida por un técnico, José Mourinho, desorientado y resignado a la inferioridad del Barcelona, un rival siempre mejor, que sigue a lo suyo y que agranda cada vez los números favorables respecto a su gran adversario.


Pep Guardiola recibió un nuevo regalo en su 41 cumpleaños. Una victoria más, hoy por 2-1. No hay antídoto contra el preparador azulgrana, que acumula ya cinco triunfos, tres empates y una sola derrota, la de la final de la Copa del Rey de la edición anterior.
      
Mourinho, en busca de la pócima mágica, indagó entre ingredientes del pasado. Jugar al contragolpe y con un sistema ultra defensivo para opacar los ataques de los ‘monstruos’ azulgranas. Pero su fórmula fue un fracaso.

Hoy fue el día en el que Cristiano Ronaldo se quitó de un plumazo su ansiedad en los clásicos. Más asociativo, generoso con sus compañeros, desgastándose en labores defensivas y multiplicándose en cada contragolpe. A los 11 minutos rompió la baraja. No podía ser de otra forma, a toda velocidad. Con un pase de Karim Benzema y aprovechando el agujero que dejó Dani Álves rompió con una bicicleta a Gerard Piqué y superó por bajo al arquero Pinto con un potente disparo.

Sin embargo nada más iniciarse la segunda parte un despiste en la marca de Pepe lo aprovechó Carles Puyol, el capital culé. Un frentazo a la red con la potencia con la que marcó a Alemania para meter a España en la final del Mundial. Inapelable. Descolocó al Real Madrid. Aturdido. Encerrado en su terreno.

El Barcelona siguió atacando y encontró el gol del triunfo sobre los 77 minutos. Lionel Messi, como siempre lo hace en partidos decisivos, picó el balón al desmarque de Eric Abidal, que controló con el pecho y remató cruzado dejando sin opción de atajar a Iker Casillas.

El 2-1, aunque pudo ser más, fue el fiel reflejo de una superioridad azulgrana que alimenta la obsesión blanca, que ni con planteamientos valientes, ni con sistema ultra defensivo puede contra su eterno rival.

Los dirigidos por Pep Guardiola van con ventaja al partido de vuelta que se jugará el próximo miércoles en el Camp Nou.
 


Sigue a tu equipo favorito